La licencia de conducir en Holanda

Uno piensa que luego de superar el inburgering -cosa que acabo de recordar que no está superado aún-, las ha ganado todas en este país. Pero, si eres como yo, asidua del transporte público y tienes poca o nada de experiencia al volante y decides que es el momento de sacar la licencia de conducir en Holanda, pues te darás cuenta de que el inburgering solo fue una parte de la vida holandesa. Sacar la licencia de conducir en Holanda, será otro reto a superar.

No sé si empezar de atrás para adelante o de adelante para atrás.
La cosa es que la semana pasada hice por primera vez en toda mi vida un examen práctico de conducir. Si, con 35 años nunca había tenido la necesidad de tener un auto, y para ser sincera, no la tengo todavía. Pero como uno se ha holandizado y se proyecta a futuro desde ya, pues este año decidí que era el momento de sacarme la licencia de una vez por todas.

Duele. Si. Duele. Pero no porque tengas que aprender algo “nuevo” y te tengas que exponer a ser de nuevo una aprendiz, sino porque en este país, el costo de las clases más el costo de los examenes (teórico y práctico) son un desbancamiento total a tu bolsillo

Vamos, que en algún momento lo tenía que hacer, sobre todo por mi profesión. Así que ahorré un dinerillo, me puse en contacto con una de las escuelas de manejo del pueblo, hicimos una prueba de manejo y le compré el combo que consistía en 10 clases + 1 examen teórico + 1 examen práctico.

Auto aprendizaje

Una vez mi papá nos sacó en su Impala del ’75 a un terreno industrial cerca de casa en donde lo que menos había eran industrias. Sin embargo, todas las vías estaban relativamente pavimentadas y era el lugar perfecto para dejar que una chica de 18 y un chico de 16 tomarán el volante y pisaran el acelerador -y de vez en cuando el freno-.

Así se aprende en Venezuela. Con un carro prestado y recibiendo instrucciones de alguien que “tiene experiencia” en la carretera.

Yo jamás supe de ninguna escuela de manejo ni mucho menos me aturdía pensando en cuánto tenía que trabajar para pagar unas clases. ¿Pasar el examen teórico o práctico? pffffff -inserte carcajada de quéjeso aquí-.

Aprendí. Si. Lo básico para manejar 5 veces en mi vida en una chalana auto automático. Luego mi papá compró un sincrónico y di mis tres vueltas respectivas y me olvidé, hasta mis 35, de lo que era manejar.

Nunca más tuve la necesidad de manejar un auto. Si tenía que ir a algún lugar, caminaba, subía al bus, aprovechaba a algún amigo en el camino y recientemente, en Holanda, usaba la bici y conectaba con el tren. Claro que si, a veces me preguntaba porqué carajos no me saqué la licencia desde el principio, especialmente en esos días de lluvia o nieve donde llegaba a mi destino como pollo remojado, pero seamos sinceros, cuántas de todas las veces fue realmente necesario tener un auto.

 

La licencia de conducir

Aprendiendo a manejar

Cuando este año decidí que era hora de dar un paso más en mi profesión, sabía que la licencia de conducir iba a ser un requisito primordial. Aún y cuando no me sentía límitada para moverme, era el momento exacto para invertir tiempo y dinero en aprender con seriedad a manejar en este país.

Como todo en Holanda, aprender algo nuevo es muy serio. Especialmente cuando pones en riesgo tu vida y, sobre todo, la de otras personas inocentes. Así que me puse en contacto con una escuela independiente de manejo y me lancé a la aventura desde enero. Dos veces por semana para acelerar el proceso, que ilusamente pensaba podría terminar en tres meses.

¡Ilusa!

Un día, en una clase aprendiendo a retroceder en esquina, me dijo mi instructora: Para, para. No estás viendo los espejos. ¿Cómo te enseñaron allá?. No te miento que me reí y le dije: Estas cosas son al ojo por ciento en mi país.

Paralelo a las clases prácticas, iba aprendiendo la teória, que debes tener aprobada antes de solicitar el examen práctico. Un nuevo vocabulario en holandés: Erf (patio, según google), bebouwdekom (pueblo), dode hoek (ángulo muerto), rotonde (rotonda -mmm, ese no era tan difícil). Que si, que puedes hacer tu examen en inglés, pero para qué aprenderlo en otro idioma cuando el que usarás con más frecuencia será el holandés.

Llegó el día del examen teórico y como todos, los nervíos por reprobar invadían mis pensamientos -aunque más sufría por desembolsillar otros 32 euros si reprobaba-. Pero aprobé. Contra todo pronóstico y a los ojos de huevos fritos de todos, incluyendo los míos propios, aprobé.

Es que el examen teórico de manejo se lleva unas historias de reprobados que ni te imaginas. No de una o dos veces, sino de hasta presentarlo 5 veces hasta aprobarlo.

Ya con el examen teórico aprobado, presioné a mi instrutora para que agendaramos de una vez el examen práctico. Y acordamos que desde ese momento hasta la fecha del examen, subiríamos el nivel de exigencia de mis clases.

Tenía que estar 100% preparada para el práctico.

Después de 8 meses de clases, llegó el día de presentar el examen práctico. Me subí en el auto con la examinadora y los nervios, dimos unas vueltas por la ciudad de Zwolle, subimos a la autopista, me pidió que girara en la misma vía, que parará detrás de otro auto (bijzondere manoeuvres), volvímos a las oficinas del CBR y entrando al edificio estiró su mano y dijo: ¡Felicitaciones!

Debo decir que quedé en confusión en el momento. No sabía si me felicitaba por haber terminado el examen, por haber llegado a salvo a las oficinas, por no haberme llevado a un ciclista por delante… ¡Felicitaciones qué, carajo!

Después de casi 40 clases por fin estaba ¡aprobada!

Algunos tips

  • Busca un instrutor con el que te sientas a gusto para aprender. Será tu compañero fiel por tantas clases te toque hacer y lo odiarás en la mayoría de los momentos al volante, pero también entenderás que es parte del proceso de aprender.
  • Los instructores o escuelas que dan clases de manejo son regulados por el CBR, y en su website puedes chequear los porcentajes de efectividad de cada uno. Por ejemplo, puedes ver qué porcentaje pasa el examen práctico a la primera o qué porcentaje a la segunda. Así te das una idea de qué tan buen instructor es quién vayas a escoger para tu trayecto de aprendizaje.
  • Deja que tu instructor evalue tus conocimientos y te ayude a determinar cuando es el mejor momento para presentar ambos examenes, pero no olvides a tu instinto. Tu también puedes saber si estás preparado o no.
  • Lee, lee, y lee el libro de teoría. Inlcusive después de haber aprobado el examen. Hay mucha información que olvidamos a la hora de la práctica y que es bueno refrescar.
  • Licencias para autos particulares hay dos: para sincrónico y para automático.
    Yo soy pro-automático, pero si hubiera sacado la licencia para automático, no tendría la posibilidad de manejar un sincrónico, pues el tipo de licencia no lo permite. Con una licencia para sincrónico, si puedes manejar un automático.
  • No esperes a necesitarlo para sacar la licencia, ni tampoco creas que debes tenerlo porque quieres ir al supermercado en auto. Hay que ser consciente de que el auto nos hace dependientes y menos activos fisicamente en el día a día. Afortunadamente en este país el transporte público es una buena opción para movilizarte. Y la bicicleta, ¡ni se diga!

Ahora empieza el próximo paso: ¡ahorrar para comprar un carrito!

Y tu… ¿Tienes tu licencia de conducir? ¿Cuándo aprendiste y cómo? ¿Tienes otros tips que nos quieras compartir sobre tu experiencia?

Algunos links de interes
Organización que evalua y otorga las licencias de conducir en Holanda CBR cbr.nl
Un app gratis para practicar la teoría rijles.nl

(Visto 149 veces, 1 visitas hoy)
Share on Facebook68Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

2 thoughts on “La licencia de conducir en Holanda

  1. Gracias por compartir tu experiencia! Estoy recién 2 meses aquí (después de estar en la relación por casi 5 años) y estaba pensando en sacar la licencia porque tenemos la platita para comprar el auto. Lo único diferente que tengo que hacer es tomar las clases en inglés y pasar el examen en inglés ya que recién estoy preparándome para el Nt2.

    • Hola Francesca,
      Gracias a ti por tu comentario.
      Estoy segura de que deben haber instructores de manejo en inglés para que puedas hacer tus clases. Lo que creo que habría que preguntar es si el examen práctico también puede ser en inglés (del teórico si he escuchado, pero del práctico no sé).
      Si nunca has manejado, pues bienvenida al club de los que nada o poco sabíamos. Si ya tenías experiencia en tu país, pues mucho ánimo para adaptar tus conocimientos a las carreteras holandesas.
      Un abrazo!

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Verplichte velden zijn gemarkeerd met *