Turismo de aventura en Holanda

Cuando los holandeses salen de vacaciones, prefieren irse a vivir una experiencia muy a lo “Back to Basic” -según la definición de ello-. Toman sus casa rodantes, la llenan de todo lo necesario para vivir una vida normal de ciudad, toman carretera y se van a instalar a un camping (terreno privado donde alquilan espacios para que la gente acampe) a vivir unas vacaciones de aventura.

Considerando que en Holanda no hay espacio en donde no haya llegado la civilización, siempre me ha hecho gracia ver como ellos disfrutan de acampar cuando están llenos de vecinos acampadores a cada medio metro. Tienen nevera, televisión, baño y bicicletas en sus casa rodantes, y si necesitan abastecer la alacena, el mercado estará siempre a unos 5 minutos del camping.

De hecho, mis suegros, quienes están ahora de vacaciones, se mudaron a otro camping porque en el que estaban el mercado les quedaba muy lejos y así no podían pasar las vacaciones en la naturaleza.

Lo he dicho un montón de veces. Esa parte de la adaptación holandesa me la salto. Yo soy sincera y confieso que me gusta la comodidad, y que si voy a hacer turismo de aventura en Holanda, que sea de verdad-verdad y no de mentiritas como hacen aquí la mayoría en los famosos campings.

Regalo de aventura

Pablo cumplió años en abril y yo me rompí el coco pensando qué le podía regalar. Hasta que se me prendió el bombillo. ¡Claro! ¿Por qué no regalarle una experiencia de aventura que no incluya camping y que haya tenido en la lista de cosas que hacer antes de morir? Un cupón para ir a hacer Wadlopen.

Según la definición de Wikipedia, wadlopen viene de las combinación de las palabras holandesas wad, que significa marisma, y lopen, que traduce caminar. O sea, si, ha entendido muy bien. Wadlopen significa caminar las marismas.

¿Y que tiene eso de especial?

Pues te cuento.

Holanda cuenta con 8 pequeñas islas al norte del país y entre tierra firme y las islas es en parte una marisma, la cual queda al descubierto cuando la marea baja, que sucede un par de veces al día. Y mientras está al descubierto, es posible cruzar a alguna de las islas caminando. A eso se le llama wadlopen. La aventura de todo esto está en que solo se debe hacer con un guía experimentado y hay que cruzar los dedos para que el clima esté apto y seguro para hacer la travesía. Si no, puedes morir en el intento -bah, miento, nadie va a morir-.

La cosa es que Pablo decidió que quería que yo le acompañara en la travesía, y aprovechando la visita de una amiga que le gusta la aventura también, decidimos reservar una noche de estadía en la isla de Ameland y empezar a prenderle velas a los santos para que ese sábado no lloviera y pudieramos hacer la ruta caminando hasta la isla. De otra manera no es posible.

¡Y no llovió!

 

turismo en holanda-1

 

La salida solo se hace a primera hora de la mañana. Hay que reportarse a partir de las 6 am para partir a las 7 a más tardar. Equipados como lo indican los del tour en su página web (en holandés e inglés). Una muda de ropa bien resguardada en una bolsa de plastico dentro de tu morral, pantalones cortos, chaqueta para la lluvia, medias altas y zapatos ligeros y altos en los tobillos. Y según, no puedes medir menos de 1.65, pero lo certifico que esa última no se cumple.

 

turismo en holanda

 

Como nosotros no teníamos zapatos al tobillo, recurrí al Scapino a comprar los más baratos tipo converse que pudiera conseguir, pues era posible que quedaran inutilizables. Allá me di cuenta que no fui la única con esta idea. Todos andabamos con los mismo zapatos.

Antes de partir, nos dieron las instrucciones, de la cual sólo escuché: caminen a su propio ritmo. Del resto, no supe nada. Pero como eramos un montón de gente, divididos en 4 grupos, pues lo único que tenía que hacer era seguir al mío y hacer lo que ellos hicieran.

 

turismo en holanda-6 turismo-de-aventura-en-holandaturismo en holandaturismo en holanda

 

La primera hora es la más díficil. Especialmente porque tienes que acostumbrarte a caminar en el lodo. Después de unos pasos y algunas resbaladas, ya puedes seguir el camino.

Pero si crees que eso fue difícil, te toca aprender a cómo salirte de el lodo cuando es muy profundo. Más si tienes piernas cortas como yo. Luego tienes que aprender a andar en el agua, que pensabas que no estaba tan fría, hasta que te llega a la cintura y sientes como se te congelan los pies.

Debes caminar por las algas marinas y andar con cuidado por las piedras porque podrías cortarte. Y luego de dos horas de camino, cuando crees que ya lo habías superado todo, te toca cruzar de puntillas y con el morral a la cabeza un charco que te llega hasta la barbilla. Ahí entendí porque dicen que deberías tener una estatura mínima de 1.65 metros.

 

turismo-wadlopen

 

Luego de 3 horas de camino -hay otros tours que son hasta 6 horas-, llegamos a la isla finalmente, antes de que la marea subiera de nuevo. ¿Sabían que por donde caminamos el agua puede llegar a unos 2.30 metros de alto cuando la marea está alta? Ajá, como para no retrasarse ni un minuto en el camino.

Quedamos con los zapatos llenos de arena y piedras, las ropas mojadas y en el hotel, me di cuenta que por alguna extraña razón mis piernas se broncearon y la línea de las medias quedaron perfectamente marcadas. No entiendo, si ni siquiera había sol y lo que más estuvo debajo del agua/barro/algas fueron mis tobillos. Bueno, nada, que me gane una licra de bronceado como trofeo por haber llegado a la meta.

 

con-los-pies-en-el-fango

 

Pues ya ves, no solamente en Ámsterdam hay aventuras ni mucho menos en los campings. Si alguna vez vienes a Holanda o si vives aquí y quieres hacer algo diferente, te aliento a que te sumes a está experiencia, te compres tus zapatos, te despiertes bien tempranito y te conviertas en un wadloper holandés.

(Visto 71 veces, 1 visitas hoy)
Share on Facebook10Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

7 thoughts on “Turismo de aventura en Holanda

  1. ¿Sabes lo que más coraje me da? Pasé todo el verano pasado en Holanda, busqué y rebusqué blogs que me contaran cosas jugosas de ese país, y no di con tu blog! ¿Como puede ser? Me comí con patatas un montón de posts que fui encontrando por ahí desperdigados en la red, y nunca contaban cosas geniales!

    Que por cierto, me volví a España sin visitar esas islas, que estaban en mi plan, porque a mi querido le parecía dar “demasiada vuelta”.

    ¡Feliz día!
    Yania de http://www.mvesblog.com

    • Pues ya ves que la internet también nos puede separar (o será mi mal aplicado SEO?).
      Lastima que no hubieran otros blogs con paseos chulos. La mayoría nos limitamos a lo mismo de siempre, Ámsterdam y alrededores.

      Que lastima que no pudieron ir a las islas. Aunque, a excepción de la excursión, allá no se hace nada. Es un tranquilidad total y parece que todo andara en cámara lenta. Agobiante si vas con energía o quieres ver mucho. Pero perfecto para quienes se quieren alejar del ruido y ritmo de la ciudad.

      Cuando vuelvas, aunque sea de paseo, te invito a mi pueblo, que es muy visitado por holandeses y alemanes.

      Un beso!

  2. Jajajaja pues lo de wadlopen tiene que ser divertido, de eso que al menos una vez en la vida hay que hacer… ¡Acabasteis de barro hasta las cejas! xDDD

    • Hasta la cejas… aunque no de barro sino de arena. Y si, si vives en Holand o vienes muy seguido, wadlopen es algo para anotarlo en la lista de cosas que hacer antes de morir.
      Un beso!

  3. ¡Qué bueno Ley! Ya disfrute mucho viéndolo por Snapchat y ahora más cuando lo has contado en detalle. La verdad es que es una experiencia genial, si vuelvo a Holanda me reservo esta excursión seguro

    • Traté de grabar lo más posible por el Snap, pero ya entenderás que entre el barro, el agua hasta la cintura y la concentración, no podía hacer más. Pero que bueno que lo disfrutaste!
      Si vuelves a Holanda y necesitas tips, me avisas y te los doy!
      Abrazos!

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Verplichte velden zijn gemarkeerd met *