¿Conformidad o sólo cultura?

Mi trabajo en la piscina es muy sencillo. Vender entradas. Ni siquiera tengo que manejar listas de inscripciones, ni siquiera verificar que los alumnos de las clases de natación hayan asistido. Es muy sencillo. Un trabajo que cualquiera que pueda sumar y restar puede hacer.

Cuando hay poca asistencia de gente, enciendo el computador para leer otros blog o en algunas ocasiones me siento a escribir aquí. Como hoy por ejemplo, que decidí empezar este post para contarles sobre cómo a veces me impresiona el gran conformismo que suelen tener los holandeses. Algo que no pareciera digno de ellos, pues solemos pensar que cualquiera que proviene de “Europa”, tiene un nivel mayor que nosotros indio-guayú-inca-azteca.

Una conversación puede cambiarlo todo. Había empezado este post hace rato y tuve que borrarlo todo de golpe. Era mejor reescribir después de lo sucedido.

¿Te puedo preguntar algo?

Generalmente la gente que viene a la piscina es asidua y a muchos los conozco de vista. Vienen, nadan y se van. Hola y adiós. Pero hay algunos otros que jamás los he visto y que a veces se atreven a preguntar más que el típico “¿hay lockers para guardar mis cosas?”

Como ese que antes de entrar me preguntó “¿eres nueva aquí?”.

Si, señor. Soy nueva desde hace 4 años.

O como ese hombre de cabellos largos, barba descuidada y aspecto relajado, y por el cual tuve que borrar todo lo que había empezado a escribir aquí, preguntó, “¿Te puedo hacer una pregunta personal?”

Algo que he aprendido en Holanda es a no hablar de mi vida personal tan relajadamente como lo hacía en Venezuela. Así que cuando escuché eso, paré un momento, pensé dos veces y le dije: depende de lo que sea.

Él sonrió. Y estoy segura que reformuló su pregunta mentalmente. “¿Qué idioma hablas?”

Español.

Si. He aprendido aquí que no debo hablar de mis cosas, pero porque a nadie le interesa, y cuando a alguien le interesa, me gusta saber que quieren saber un poco más.

¿Por qué? ¿Se escucha en mi acento?, le dije para romper el hielo holandés.

Terminamos hablando de dónde vengo, de qué tan hermosa es Venezuela, lo difícil -o fácil- de mi adaptación aquí en este país, del sol que alegra a la gente y del invierno que nos deprime.

Por supuesto, nada de esos temas era sobre lo que estaba escribiendo hace un momento.

“Y, ¿has sentido alguna vez que este país te ha tratado mal?”

No, tampoco sobre eso estaba escribiendo -aunque es un post que debo hacer algún día-.

Le cuento qué pienso yo sobre ese tema y cómo me ha tocado.

Con voz baja se acerca a mí para que nadie más escuche, “¿no crees tu que el nivel en esta ciudad es un poco bajo?”

Me callé por un momento. A veces es peligroso hablar precipitadamente de algunas cosas sin saber a quién pueda lastimar ni cómo. Sonreí internamente y fue por esa pregunta que decidí borrar todo lo que llevaba escrito hasta el momento.

Pues si. El nivel en esta ciudad es un poco conformista. Yo creo que hay muy pocos deseos de superación. Lo cual no está mal. Se debe, creo yo, a que puedes llevar una vida ‘tranquila’ sin tener aspiraciones ni pensar en el futuro, pues casi lo tienes todo asegurado en este país, fue mi respuesta.

No todo lo que brilla es oro

Cuando me mudé a Holanda, estaba segura de que aquí tendría todas las oportunidades que en mi país o cualquier país de Latinoamérica no iba a tener. Porque esto es Europa. Estaba segura de que iba a estar rodeada de gente con un nivel mayor al que estaba acostumbrada en Venezuela. Porque esto es Europa. Estaba segura de que las mentes estaban más abiertas de este lado del charco que de allá. Sólo porque es Europa. Pero no todo era como yo creía.

Doe maar gewoon, dan doe je al gek genoeg

Es un dicho holandés que dice algo como: actua de forma normal, ya eso es suficientemente loco. Lo que quiere decir que no es necesario ir más allá porque con lo que tienes/haces ya es suficiente.

Y esto es literal. No solo lo puedes ver en la manera de ser de muchos aquí sino también en cómo ven el futuro y cómo se proyectan en él. Tener una vida asegurada hace que muchos no sientan la necesidad de crecer o superarse. Falta la ambición. Eso que a nosotros nos meten en el cerebro desde pequeños como si no tener una carrera o ser alguien en la vida significará terminar como fracasado, aunque nada de eso sea tampoco cierto.

Si. Choca ver como con tantas oportunidades aquí, muchos las ignoren, o incluso, las rechacen sólo porque en el presente no las necesitan y porque tienen un “futuro” asegurado. Inlcuso porque si las aceptan, podrían perder parte de las ayudas que el Estado les otorga por ley.

 

conformidad o solo cultura

 

He visto gente rechazando oportunidades de empleo sólo porque la cantidad de horas de trabajo supera al permitido por el Estado y eso significaría perder la ayuda monetaria que reciben.

He escuchado niños diciendo que ellos no pueden acceder a un nivel de educación superior porque en la escuela les han dicho que su nivel no es suficiente y por eso deben aceptar que nunca crecerán profesionalmente sino lo necesario para vivir.

Y sin ir muy lejos, en aquel entonces, cuando no era nadie -porque cuando llegas aquí sientes que pasas de ser alguien a ser nadie- y en conversaciones hablabamos sobre mi vida antes de venir a Holanda y por supuesto sobre mi nivel de educación, podía sentir cómo el solo hecho de decir que había hecho una carrera universitaria generaba una especie de rechazo y recelos por “pertenecer” a un nivel que “sólo lo alcanzan los superdotados”.

No estoy de acuerdo en seguir educandonos para alcanzar un título sólo porque “garantiza el éxito”, pero tampoco quiero pensar que no hay nada más que alcanzar en esta vida y dejar de crecer sólo porque hoy tengo una vida plena.

¿Acaso es tan malo querer más? ¿Trabajar por ello y sentir satisfacción porque lo has logrado con tu propio esfuerzo? ¿Saber que puedes porque quieres y no solamente porque puedes?

Ahora, en mi nueva vida holandesa, me pude haber conformado con trabajar el resto de mi vida en la piscina, pues más no necesitaba, pero, realmente ¿hubiera sido feliz?

(Visto 95 veces, 1 visitas hoy)

9 thoughts on “¿Conformidad o sólo cultura?

  1. Estimada Leí, si ese mismo fenómeno lo vemos en nuestro país también. Cuando la educación superior es totalmente gratis y ves gente que se conforma con su vida sin aspiraciones, por ejemplo las misiones (el equivalente a la ayuda holandesa, salvada diferencia), nos pone a reflexionar que tan diferente somos a los europeos.
    “Doet normaal” no nos lleva a la NASA, sorry.
    Un abrazo.

    • Estimado Victor,

      Efectivamente. Ese fenómeno es muy común en todos lados. Todos. Al final somos borregos encerrados en un sistema esperando a que nos alimenten a la misma hora todos los días y ya. Con eso podemos vivir, no? Pero no llegamos a la NASA así… y como habemos muchos curiosos de que habrá en la luna, nos saltamos la cerca!

      Abrazos de vuelta!

  2. Recien terminé de leer tu post sabía directamente qué quería opinar, sin matices una opinión sin pensar mucho. Después ya mi mente empezó a analizar cómo escribirlo…aquí va:
    Me identifico a pedazos con el post. Esa sensación que sorprende y molesta un poco de ver como algunos países ofrecen oportunidades (estudio gratuito, seguridad en general, salud…) y sus ciudadanos no los aprovechasn; beneficios casi soñados en nuestros países. Si molesta, dan ganas de zarandearlos a ver si se les acomoda la lógica. Lo viví en Canadá hace casi 10 años. Para mi era soñado poder estudiar lo que quisiera sin preocuparme por el costo excesivo de una matricula cada semestre…pero mis compañeros de clase no valoraban mucho eso, menos los jovenes que pedían limosna para el vicio en las entradas del metro (cosa que nunca pensé ver en un país desarrollado). Ahora, la situación no cambia mucho pero la gente que quiere superarse lo hace independientemente del país donde nace o de la cultura donde pertenece. Pasa en latam, en norteamerica, en Europa. Hay gente que lo tiene todo y no quiere correr esa milla extra que se requiere en la vida, ya sea en el estudio o en el trabajo y se conforma con lo que tiene a mano. Hay otra que por el contrario aprovecha cada cosa por mucha o poca que sea.
    Sí el medio influye pero si tu medio te deprime y oprime tus ganas, cambia de medio, rodeate de otra gente, busca un nuevo ambiente más enérgico e inspirador.
    Yo hasta ahora empecé a buscar trabajo aquí y duré un año buscando sin éxito trabajo en el país donde anteriormente vivía y aunque el circulo que me rodeaba me “aconsejaba” no frustrarme por no encontrar trabajo y dedicarme a ser ama de casa (actividad muy dura, poco valorada pero llevada a cabo por mujeres con muchas habilidades pero que no se le da a todo el género femenino)…bueno mi circulo era un grupo de mujeres maravillosas, talentosas, excelentes mamás y esposas…yo por otro lado estoy en el proceso de aprender a ser mejor esposa cada día pero me niego a renunciar a mi vida profesional y a mis propias metas. En ese momento cambié de ambiente, conseguí trabajo a pesar de que eso significara cambiar de país y viajar cada tanto para continuar con mi matrimonio. Ahora, la vida me tiene nuevamente en el punto de buscar porque las distancias entre países se agrandaron demasiado…y aquí estoy de nuevo empezando de cero el proceso odioso pero emocionante de adaptarse y arrancar nueva vida en nuevo país. Yo creo que sin importar el lugar donde uno esté no se debe dejar apagar ese espíritu espontáneo, arrollador, guerrero, superviviente, fuerte y ambicioso que se tiene…como ser humano o si se quiere ser más específico, como mujer latina! (Finalmente ese fue el que lo trajo a uno aquí).

    • Coincido contigo, Paola. No es el lugar sino la persona quien hace que las oportunidades sean más efectivas para el progreso. Y si, debes rodearte de gente que no reprima tus “locas” ideas para poder hacer el camino menos pesado. Como le dije al hombre de la piscina: Que no quieras más no está mal. Es solo que uno extraña eso de querer más, de explorar, que saber si qué hay después de eso.
      Sin duda, crecer es una decisión personal. No a todos se les da, es verdad. Y no todos sienten la necesidad de ver qué hay más allá, o qué más puedes hacer después de.
      Cuando vine aquí, tenía la impresión de que iba a encontrar más competencia, más gente ambiciosa, más aspiraciones. Pero no fue así. Y, en princpio, es una gran decepción, pero luego entiendes que para saciar tus ganas de crecer, debes ignorar a muchos y empezar a construir tu camino con los pocos con quienes creen que comparten parte de tus ideas.

      Mucho ánimo para conseguir tu camino. Y que nadie se atraviese, porque entonces tendrán que beber tequila contigo!
      Abrazos y salud!

  3. Hola Lei, estoy totalmente de acuerdo cuando llegue a Holanda me dijeron que mi diploma del bachiller era solo para hogeschool y que no podría ir a una universidad. El camino que hay que hacer para ir a la universidad con un diploma nivel havo es mas largo. No entiendo esa clasificación que hacen antes de entrar al bachillerato me parece absurda. Hay niños que quizás en primaria son regulares y en el bachillerato son super inteligentes, pero como en la primaria eran regulares y no excelentes solo tienen el derecho de ir a un Havo..

    • Astrid,

      Concuerdo contigo. No podemos saber cómo se desarrollará una persona en el futuro cuando sólo tiene 11 años. El sistema de educación aquí no me parece erróneo, pero no apoyo la idea de decirle a alguien que se está formando recién que sólo puede llegar a ser esto y esto y no un nivel más alto como lo es la universidad aquí.
      Como tu dices, no es que no puedas llegar a un nivel universitario (HBO se llama?), sino que el camino será más largo para un niño con dificultad de aprendizaje que para otro que capta todo rápidamente. Nada más el hecho de decirle que NO PUEDE, ya límita sicológicamente su mente.

      Gracias por compartir tu experiencia y pa’lante es pa’lla!

  4. Coterránea, creo que cada cabeza es un mundo. No creo que “ser más” o “ser menos” dependa de los títulos, pero sí de las capacidades intelectuales, cada quien desarrolla lo que tiene. De todas maneras estoy de acuerdo en que hay que perseguir los sueños, sean cuales sean para cad auno de nosotros. Como bien me dijo mi padre desde muy pequeña “cuestiónatelo todo hija, no tomes nada por hecho y sigue tu corazón, que nadie te diga este es el límite”. Tenía mucha razón, así que tú sigue, ve a por lo que quieras. Es difícil la posición de los expatriados, pero no hay nada imposible.

    Un gran abrazo desde Budapest

    • Estimada,

      Gracias por pasarte un ratito a comentar! Creo que estamos en la misma línea. No todos tienen la misma capacidad para hacer lo mismo. Y eso no es el problema, el problema es cuando crees que no puedes hacer más porque otros piensan que ese el nivel que te corresponde. No todos tienen la misma capacidad, inclusive, para entender lo que tu padre decía. Porque al final debemos ser nosotros mismos quienes determinemos qué creémos, qué queremos ser y cómo vivir.
      Cada cabeza es un mundo y gracias por eso… sino, ¡Qué aburrido sería el mundo!

      Abrazos enormes para ti!

  5. De todos los blogs que he leido acerca de este pais (vivo en Holanda desde hace 8 agnos) este me ha cautivado! Bueno, en realidad me has leido la mente a la perfeccion! se siente taaan rico que alguien, por lo menos una persona en el mundo pueda ser tan honesta como yo! al final no estoy tan loca!

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Verplichte velden zijn gemarkeerd met *