Ser arquitecto en Holanda

No estaba planeado, pero creo que este post va a ser un tipo continuación del anterior cuando les conté que me daba de baja en ese trabajito que me ayudó en mi proceso de adaptación cuando estaba nueva en este país y les contaré cómo es que he llegado a ejercer y ser arquitecto en Holanda.

Y es que a través de mi correo, siempre recibo preguntas sobre cómo llegar a Holanda, cómo sobrevivir al inburgering y sobre todo, cómo ejercer la profesión que me traigo desde el más allá. Porque claro, todos queremos llegar con el mismo estatus profesional al que estábamos acostumbrados en nuestros países. Por algo nos quemamos las pestañas en la universidad, ¿o no?

Así que como hoy me inspiré escribiendo un mail de respuesta a un futuro colega arquitecto que está pronto a mudarse a Holanda, pues he dicho, ¡Ostías! ¿y por qué no he hecho un post sobre esto aún? – ze me zale el ezpañol-. Y eme aquí.

La historia continúa

Quizá para lo que no son arquitectos, lo que les narre a continuación sea una lala, así que antes de que se vayan mejor a regar las plantas, los pongo en contexto de cómo ha sido que he logrado -y aún sigo en proceso- trabajar como arquitecto en Holanda y sobre todo como independiente.

Resulta que como ya les conté, la época en que se me ocurrió la fabulosa idea de emigrar a Holanda, era el período más dificil para el sector de la construcción. La pausa económica que decidió echarse el pais paralizó por completo la construcción, y todos los que pertenecemos a ese sector fuimos afectados.

Y digo fuimos, porque si bien yo aún no me había insertado en el campo de la arquitectura en ese entonces, igual me afectaba no poder encontrar oportunidades de trabajo en lo mío.

Mucho gente con contratos fijos en constructoras, oficinas de arquitectura, inmobiliarias y otro, perdieron sus trabajos de la noche a la mañana. Gente que había dado por hecho trabajar en el mismo lugar hasta el día en que la pensión les tocara la puerta. Todos ellos afuera más gente como yo que estabamos llegando… éramos muchos y parió la abuela.

Toma las oportunidades

Lamentablemente, como quizá en otros países; este sector depende mucho de los contactos, y siendo yo nueva, y además rodeada de personas que poco o nada tenían que ver con este mundo, era casi imposible darme a conocer como arquitecto y mucho menos obtener una oferta de trabajo donde pudiera ejercer.

Me tocó desde casa hacer una investigación exhaustiva por Google de las oficinas de arquitectura en un radio de 10 km, luego de 20, luego de 30 y hasta 50 km, para conseguir las oportunidades -cuales fueran- de hacer algo en mi campo donde pudiera adaptar mis conocimientos al estílo holandés, empaparme del vocabulario correcto en mi nuevo idioma y sobre todo, empezar a llenar mi lista de contactos.

Esa era mi idea. Claro. Que ilusa. ¿Quién quiere contratar a alguien que no maneja el idioma aún y que tiene menos conocimiento del sistema de construcción y las reglas del país? Hasta que vía-vía me ofrecieron una oportunidad como pasante (stagiare) por tres meses en una oficina de arquitectura a 1 hora en tren de mi casa.

Let’s do this!

Se persistente

Pero los tres meses pasaron volando y la crisis tampoco había acabado, por lo que quedarme por más tiempo era imposible. Además, la empresa me pagaba el doble del sueldo normal para un pasante solo porque yo era titulada. Nada rentable para ellos en ese momento.

Así que a la carga de nuevo. ¡Manos al Google! Envié mi curriculo adaptado al estílo holandés y con una perfecta carta de motivación, solicité en algunas oficinas donde ofrecían vacantes de pasante -claro, porque de contrato no había nada- hasta que me respondieron una vez que les gustaría entrevistarme.

Yo no sé si a todos les pasa, pero en esas situaciones, la emoción de obtener una entrevista es equivalente a ganarte el premio gordo en la lotería.

Fui a la entrevista y no escuché más de ellos. Nunca me llamaron para decirme nada. Así que como yo no tenía nada que perder -ya todo lo había perdido-, con los nervios nerviosos, los llamé un día y les dije que me había quedado a la espera y que me gustaría saber qué habían decidido finalmente.

“Pues, si. Vente. Puedes empezar la próxima semana.”

Let’s do this again!

 

ser arquitecto en holanda

 

De empleada a independiente

En aquella oficina que nunca me llamó, estuve por un año. Tuvimos una relación un poco particular pues el trabajo era poco -bendita crisis- y yo necesitaba mantenerme en ese mundo. Trabajé todo ese tiempo, cinco días a la semana, tipo “arquitecto aprendíz independiente”. Y aunque no era lo ideal, a ellos agradezco haberme dado la oportunidad de aprender por tanto tiempo y sobre todo de darme las herramientas y decidirme a ejercer esta profesión como independiente.

Hace dos años me registré en el KvK para trabajar legalmente como independiente. La pausa económica en este sector ha hecho que muchos trabajemos como freelancers o independientes. La clásica manera de trabajo quedó atrás y para bien mio, la crisis hizo que fuera más fácil trabajar en equipos con otros profesionales sin tener que depender de un empleador.

No es fácil. Requiere de mucha inversión tanto monetaria como de tiempo y trabajo. Debes comprar tu equipo de trabajo, acondicionar el espacio donde pasarás horas pegada a la computadora, comprar los seguros que corresponden como independiente, invertir en grupos de networking y usar las noches para ir a todas sus reuniones. Y si no eres bueno en los números como yo, debes conseguirte un buen administrador y un contador que lleve a detalle cada millón que ganas -toc, toc… tierra a Ley-.

Tienes que buscar tu propio proyecto y venderte de la mejor manera, saber quien te conviene y quien no, venderte al diablo si así lo deseas o sincerarte y aceptar que no te llevas con el diablo. Ser independiente es un trabajo de día y noche, días de semana y fines de semana también. Y si quieres ser arquitecto en Holanda, en un lado del país donde lo nuevo lo miran con recelo, entonces, tienes que ganarte la confianza de todos ellos y dejarles saber que tus conocimientos son tan buenos como el de cualquiera que se ha titulado aquí.

Es un trabajo arduo, pero que te llena 100 veces más cuando ves los frutos de lo que has sembrado.

Y finalmente, algunos datos importantes

Yo lo hice, y lo sigo haciendo. Sigo en esta carrera por consolidarme como arquitecto independiente. Pero aquí estoy. Y si yo puedo, todos pueden.

Así que si eres arquitecto titulado en el extranjero y piensas venir a Holanda como independiente, yo te recomiendo que empieces por:

  1. Solicitar la evaluación de tu título de arquitecto, arquitecto de interiores, urbanista o paisajista en el Bureau Architectenregister, que es el único organismo que te puede autorizar para ejercer en este país.
    La evaluación nada más cuesta un poquito bastante de dinero, sin derecho a devolución independientemente del resultado que arroje. Así que es un paso importante que debes pensarte bien para darlo, pero al menos sabrás cuál es tu nivel en este país.
  2. Ampliar tu lista de contactos. Especialmente de contactos que estén involucrados en el sector de la construcción. Es la única manera de que te conozcan siendo nuevo en este país. Como lo dije antes, esto funciona casi como en todos los países, los contactos son importantes.
  3. Conseguir y vender tu fuerte. Tener una especialidad definida ayuda a que los holandeses tengan más claro qué es lo que puedes hacer y por lo tanto saber en qué pueden trabajar juntos. Dicen por ahí que el abarca mucho, poco aprieta. Bueno, así.
  4. No pienses sólo en las ciudades más grandes del país. Si bien es cierto que hay más demanda que en el interior, también es verdad que hay mucha más competencia. Hacerte de un nombre puede llevar más tiempo en Ámsterdam, Rotterdam, que en alguna otra zona menos movida del país.
  5. Hazte presente por internet. Abrir un website hoy en día no es nada difícil, e inclusive, nada costoso. Que la gente tenga donde ver tu portafolio sin tener que llamarte. Recuerda, a todos nos gusta husmear sin que nos presionen. Deja que te conozcan y sepan quien eres online.
  6. Y por último, no pierdas ninguna oportunidad que te llegue. Nadie te toca a la puerta para ofrecerte trabajo, así que si tienes la oportunidad de explorar el mundo de la construcción de alguna manera, no lo pienses dos veces.

Por supuesto que estos tips no son nada en comparación de todo el trabajo que lleva ser arquitecto en Holanda, pero es un comienzo, y como yo pienso, depende mucho de cada persona y los ánimos que tenga para mantenerse activo sin recibir nada a cambio ni ver resultados rápidos. Todo es una INVERSIÓN. Todo.

No olvides:
1. Hagas evaluar tu diploma en el Bureau Architectenregister.
2. Si quieres conocer otros colegas, puedes asistir a este grupo de arquitectos latinos en Holanda (PLAAN).

Este post está muy dedicado a la arquitectura, pero me gustaría saber de ustedes y si han podido lograr ejercer su profesión, sea cual sea, en Holanda. ¿Les ha costado mucho? ¿Se desanimaron en algún momento? ¿Terminaron cambiando de profesión?

(Visto 317 veces, 1 visitas hoy)
Share on Facebook29Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

6 thoughts on “Ser arquitecto en Holanda

  1. Ejemplo perfecto para aquellos que quieren emigrar y preguntan si es facil conseguir trabajo de nivel profesional.
    Ley tu le has echado un camion! keep up the good work.

    • Querido Victor,

      Claro que es fácil. No hay que venirse con la idea de que va a ser imposible, pues nada más ese pensamiento puede limitarnos en nuestros deseos por ser profesionales en tierras ajenas.
      Y digamos mejor que le he echado unas biciletas, porque licencia para el camión aún no tengo. Esa es mi próxima meta! (aunque me conformo con un ferrari en vez del camión )

      Saludos, paisita!

  2. Hola Ley,
    Pese a que no soy del rubro, admiro muchísimo el gran camino que has recorrido para lograr tener tu espacio y proyecto de vida. La persistencia que se lee en tu relato, datos y experiencia, es admirable. ¡Felicitaciones!
    Yo soy profe pero actualmente estoy luchando por un proyecto personal que requiere muchas horas frente al computador y rutina de trabajo. Entiendo lo que es re armarse y perseguir los sueños.

    Un abrazo y ÉXITO!!!!!!!

    • Vilma,
      Cualquiera que sea el rubro requiere igual constancia y dedicación.
      Yo digo que las cosas se hacen bien o no se hacen. No importa lo que sea que hagamos. Siempre y cuando trabajemos fuerte para ver los resultados al final del camino.
      Mucho ánimo en tu proyecto y en los que vengan de aquí en adelante.

      Un abrazo de vuelta!

  3. Hola. Tengo tiempo investigando como poder ejercer mi carrera aquí en holanda . Soy Diseñadora de interiores pero creo que mi título no vale nada aquí ya que mi carrera es de grado TSU de Venezuela. Aunque tengo muchos años de experiencia en diseño de oficinas no se si tendría que estudiar nuevamente ya que aquí las cosas se manejan de una manera diferente. Que me aconsejas?

    • Hola Mariel,

      Creo que la carrera de Diseño de interiores es lo que aquí llaman Binnenhuisarchitect. Si es así, entonces quizá es el BNI a donde tienes que acudir y consultar> bni.nl
      En el caso de arquitectura, la experiencia también es tomada en cuenta a la hora de pedir una revalida. Quizá te valgan también esa experiencia a la hora de evaluarte.

      Espero que encuentres más info con ellos.
      Un saludo!

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Verplichte velden zijn gemarkeerd met *