Una boda en la ciudad de Gouda

Este fin de semana nos escapamos del pueblo y nos fuimos a cumplir compromisos a una boda latinolandesa. Una amiguita mía de Venezuela se casaba con su novio holandés y nos invitaron a su boda y la receptción en la ciudad de Gouda y Lelystad. Así que armamos maletas, nos pusimos bonitos y nos fuimos super temprano a donde el GPS nos llevara para llegar con una hora de anterioridad y no tan tarde como se está haciendo costumbre. Porque mira tu, yo no sé que le ha dado a Pablo pero cada vez que tiene un compromiso latino, ahora se da el postín de la vida y ni se preocupa en avisar que otra vez vamos tarde por culpa de la Ley que se está rizando los pelos.

Definitivamente, las malas costumbres se pegan.

La cosa es que llegamos allá una hora antes de lo pautado y tranquilamente estacionamos el auto, complementamos los atuendos y nos dispusimos a caminar hasta la alcaldía de Gouda donde se celebraría el “si, yo quiero”. Pablo, además de su gomina para sus tres pelos acostumbrados, se puso bien bonito con una camisa color rosa y una chaqueta en azul claro. Yo, me empaqueté en un vestido que había comprado hace unos tres años atrás y que sólo he usado en un par de ocasiones. Junto a unas medias negras para aguantar los frío vientos y unos zapatos altos para estílizar la figura. Figura que quedó totalmente desestilizada cuando me tocó caminar unas 5 cuadras de caminos empedrados y me di cuenta que gracias a las medias, los zapatos me quedaban sueltos y me tocaba chancletear. #Fail

Aunque tenga que dar pasitos, a mi nadie me baja de estos tacones ni me quita lo bailao! #AntesMuertaQueSencilla

La ceremonia se celebró en dos idiomas y quizá por eso se demoró más pero, estando ahí, eso como que lo matan en dos tiros: él la miró, ella se sonrojó, él le dijo “quieres ser mi esposa?”, ella aceptó y hoy estamos aquí para declararlos marido y mujer. Puede besar a la novia, gracias, chao. Eso es como comer. Uno se echa el día entero cocinando y comiendo se va todo en un suspiro.

Como la recepción de la boda era en Lelystad a una hora de Gouda y empezaba a final de la tarde, y como nosotros nunca habíamos estado en Gouda, me obligaron decidímos caminar de vuelta al auto por esas lindas y románticas calles de piedra para ponernos más cómodos y conocer un poco de la ciudad. Perdida de glamour total que quedó registrada en el Instagram de la Ley.

 

 

Tomando fotos con la Lumix

Como en septiembre estaré dando, junto a dos amigas, un curso de fotografía como hobby, y como la idea es aprender a mirar y usar el aparato que tengas a mano (cámara profesional, compacta o del teléfono) para capturar el momento, decidí que de ahora en adelante, cuando me de lala cargar con el mounstro de mi reflex, llevaré la Lumix compacta y vieja de Pablo para obligar al ojo a ver más momentos fotográficos sin depender de mi reflex.

 

canal en Gouda

 

Luego de un par de vueltas, y para apaciguar un poco el frío que hacía -Es abril. ¿Hasta cuándo es que te piensas quedar, invierno?- nos metimos a un café a tomarnos algo calientito y chismosear un poco nuestras redes sociales. Típico. Uno se sienta junto, se cruzan un par de palabras y luego cada uno se adentra en su mundo telefónico, y sólo se hace pausa cuando hay algo interesante que compartir. Por ejemplo, Pablo me contó que estaba leyendo por internet que el edificio donde se casaron los novios es muy famoso para matrimonios y que en verano puede ser tan solicitado, que ¡hay listas de espera y todo! #Osea

En la foto, el edificio donde todos quieren celebrar su matricidio.

 

Casa de la ciudad en Gouda

 

Sábado de mercado alrededor del Stadhuis

Me encantan los mercados que se ponen en la ciudad, pero desgraciadamente cada día, ir al mercado se va volviendo más una tradición que una necesidad por adquirir productos más frescos y económicos. Personalmente no compro nada en el mercado porque me sale más barato comprarlo en el super y la calidad es la misma.

 

mercado en Gouda calles empedradas de Gouda

 

Al final nos fuimos a Lelystad para comenzar con la fiesta y a que no adivinan quién fue el rey de la pista de baile… De verdad, ¡las malas costumbres se pegan!

 

¿Has estado en Gouda? ¿Habías escuchado de esta ciudad?
Para promocionar otras ciudades de Holanda, he comenzado una campaña con el hashtag #HolandaNoEsÁmsterdam
Si vives en alguna ciudad de Holanda y consideras que tu ciudad define mejor lo que es este país, comparte conmigo tus fotos bajo este hashtag y dejémosle saber a todos que Holanda es mucho más que Ámsterdam.

(Visto 238 veces, 1 visitas hoy)

6 thoughts on “Una boda en la ciudad de Gouda

  1. Hermoso recorrido, me da la impresión que todas las ciudades holandesas son bellas ! Seguro no me equivoco
    El queso Gouda es originario de ahí ?
    Muy graciosa tu manera de escribir, y tus hashtags son lo más !
    Salute y buen finde !!

    • Pues te ha dado la impresión exacta, Rod.
      Las ciudades holandesas son muy lindas. Especialmente cuando son tan antiguas, como Gouda. De hecho, el edificio de la ciudad (donde todos quieren casarse) es del siglo 15. Cuántas parejas habrán pasado por ahí para darse el sí!
      Sobre el queso… asumo que sí, es originario de Gouda, aunque el nombre se ha vuelto un tanto genérico. Por ejemplo, en Venezuela hay queso Gouda pero ni de coña es importado desde Holanda. Más bien es bien venezolano.
      #PorUnHashtagFunny!

      Feliz finde para tí también!

  2. ¡Ohh! ¡Qué bien pasear por otras ciudades sin moverme de la mía! He escuchado mucho de Gouda más bien por temas gastronómicos, pero nunca he estado ahí.

    Saludos desde Budapest

    • Nooooooo, Madrexilio… Mejor es pasearse por todos lados en persona! jejeje
      Pero me alegra mucho que te haya gustado el paseito. Las ciudades de Holanda son muy lindas y valen la pena verlas todas. Y si algún día te pasas por Gouda, no te puedes perder el show del mercado de quesos. Está bien chulo!

      Saludos de vuelta!

  3. Me pasó igual que a Rod y Madre exilio. Una de las primeras coas que se me vino a la cabeza fue el queso Gouda. y me preguntaba si era originario de la ciudad que nos compartes. Que por cierto, se ve muy bonita y me recuerda mucho a Delft.

    • Mira chica, yo no sé porque es que el queso Gouda es tan famoso. Si, es cierto que se ha producido queso en esa ciudad desde hace muchísimos años, y que tiene un show que recrea lo que era un mercado de quesos antes (pero también lo tienen otras ciudades), pero en ningún lado se ve más queso que en el resto de Holanda.
      De hecho, aquí el más conocido es el Oud Amsterdam. Ese lo ves en todos lados y está riquísimo!

      Las ciudades holandesas se parecen mucho entre sí. Delft también tiene edificios super lindos y antiguos. Inclusive canales. Pero me pareció que tenía más vida. Debe ser por lo que es una ciudad universitaria.

      Saludos!

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Verplichte velden zijn gemarkeerd met *