Copenhague: Bienvenido el 2015

El 2015 empezó ya hace un mes atrás y nosotros lo recibimos de la mejor manera, entre fuegos artificiales, una botella de champán y un montón de turista en la ciudad de Copenhague.

Esta es la última entrega de un divertido viaje escandinavo relampago. Si te perdiste el comienzo del tour, aquí puedes ver la parada en Ribe y la visita a Malmo para que te vayas ambientando en nuestra aventura.

Preparandonos para terminar el año

A la ciudad llegamos el 30 en la noche, pues no queríamos perdernos nada de Malmo, al fin y al cabo, sólo hay 45 minutos entre una ciudad y la otra y ya teníamos todo fríamente calculado con el hotel.

Como a Copenhague ibamos con una mano adelante y otra atrás, o sea, conscientes de que todo era caro, nos hospedamos en el Hotel Nora ubicado en uno de los barrios menos turísticos de la ciudad, Nørrebro, pero como yo siempre pienso, ¿para qué un hotel 5 estrellas si lo que vamos es a conocer la ciudad?, así que teníamos todo lo que necesitabamos y además, muy cerca de la ciudad. Por eso al día siguiente planificamos una vuelta a pie por los puntos más interesantes de la ciudad.

Copenhague - Dronning Louises BroCopenhague en bicicleta

Recorriendo la ciudad

Nos paseamos por el Jardín Botánico, donde pude comprobar que soy una fotografa amateur, porque al primer instante que saqué la cámara para tomar fotos dentro del jardín, hasta la correa quedó empañada. Por eso, para todo lo demás, Master Card el teléfono. De lejistos saludamos a la Opera, y nos tomamos fotos en la plaza donde está el Palacio Amalienborg, sin saber que esa era la residencia de los reyes de Dinamarca. Culpa de Pablo y su Lonely Planet, por supuesto. Hubiera sido mi mamá y cualquier información de la reina estuviera totalmente actualizada -gracias Hola-, porque para cotufera de familias reales, mi mamá.

Jardín botánico de Copenhaguejardín botánico de CopenhagueOpera en CopenhagueDetalles de CopenhagueFachadas en CopenhagueFachadas en Copenhague

 

Por supuesto no pudimos dejar de visitar la escultura de la Sirena. Aunque, sin quitarle crédito, nunca entendí por qué es tan famosa habiendo tantas esculturas en la ciudad. Bueno, por lo menos no es como la Mona Lisa, a la que todos corremos a verla por primera vez y nos llevamos el chasco de que es una miniatura de cuadro.

La sirena en CopenhagueDetalles de Copenhague

Nos paseamos por el Castillo, con sus grandes murallas en donde parece que todos los daneses se pasan el día trotando. No sé si era para entrar en el vestido de fin de año o es que así son de atleticos estos daneses. Y las ganas no faltaban, pero los zapatos deportivos si, así que para descansar un tanto del largo camino, hicimos una parada en el primer lugar que vimos movimiento para tomarnos un café.

Resultó que nos habíamos metido en el Hotel Admiral, una de las edificaciones más antiguas de la ciudad que se construyó en el siglo 18 como granero de una importante compañía para esos tiempos. A ver, que ha sido el café más histórico que me he tomado en la vida. A quien le interese, aquí el link del lugar > Copenhagen Admiral Hotel. Está bien completo.

Copenhague no es Copenhague si no te pasas por las casitas esas coloridas ubicadas en el Nyhavn Harbour. Aunque te aviso, te causa una sensación Mona Lisa ¿eso era todo?, aunque como ya se acercaba la hora de comer, nos sentamos en uno de los restaurantes del lugar para probar la excelente cocina de la ciudad. Wow! Que delicias de hamburguesas. Que delicias de papas fritas. Hasta el agua sabía a gloria.

Fachadas coloridas en CopenhagueLas casas coloridas de CopenhagueCanal Nyhavn en Copenhague

Si hay algo que recuerdo en vivo de Copenhague, es la comida. Y no puedo decir que es la cocina local, pero es que es tan bien presentada, tan exquisita, bien hecha, servida y sabe a gloria. Definitivamente, vale la pena agrandar el budget para la comida en Copenhague y darse el gusto. Yo traté de seguir algunas recomendaciones de Laura de The Copenhaguen Tales, una alemana viviendo en Copenhague que parece que vive comiendo todo el día. Tiene buenos tips de restaurantes en la ciudad y a buenos precios.

Bienvenido el 2015

Si eres turista y preguntas por un lugar donde recibir el año nuevo, te van a decir que vayas a Tivoli, un centro de diversiones en medio de la ciudad, pero como yo soy rebelde, decidí hacerle caso a algunos blogs que leí sobre pasar la noche vieja en la plaza del City Hall. Y mira que bien que lo pasamos.

Desde que entra la noche se escuchan los fuegos artificiales sin parar en toda la ciudad. En el city hall se reune la gente a montones y forman un circulo en medio de la plaza para que cada quien encienda sus pirotecnia. La ciudad no organiza nada, no ves policia por ningún lado y es a veces muy peligroso pero, como se goza. La adrenalina al tope de estar en una fabulosa ciudad, recibiendo el año nuevo, con mucha gente y tratanto de escuchar las campanadas del reloj para abrir en champán y declarar el 2015 como otro exitoso año por venir. #SeMeAguaElGuarapo. Al hotel volvimos a las 4 de la mañana, pues nos la pasamos en Streckers Bar bailando con un par de vikingos.

 

Gracias al hotel que dejó que desayunaramos a las 12 del mediodia pues los tragos de fiesta hicieron defecto. Un jugo de naranja, dos café y un baño para salir de nuevo a dar la última vuelta antes de darle el cierre formal al viaje.

Definitivamente, si me preguntan, volvería un millón de veces a esta maravillosa ciudad… y si es para recibir el año nuevo, que me anoten de primera en la lista.

 

¿Has visitado Dinamarca alguna vez? ¿Te has llevado la misma impresión que yo?
Lo sé, lo sé, estoy bien tarde pero… ¿Qué tal recibieron uds. el año nuevo?

(Visto 115 veces, 1 visitas hoy)

8 thoughts on “Copenhague: Bienvenido el 2015

  1. Qué bonito!! *-*
    Lo malo de los viajes relámpago son que saben a poco, y lo bueno es que son la excusa perfecta para un “tengo que volveeer”!! jajaja

    Yo pasé la nochevieja cerca de Vlissingen (me resulta complicado recordar los nombres jaja… está muy cerquita y no deben de ser muy amigas estas dos ciudades… o eso dicen ellos mismos) yo quedé impresionada con tantos fuegos artificiales y petardos, increíble, la gente no se cansa!! Y eso que incluso hay unos horarios que cumplir…
    Y todo el mundo comiendo oliebollen, no había cerveza ni copa sin oliebol jaja… y qué rico!

    Lo único que llevé mal fue lo de cenar tran pronto, en España a las 12 empezamos con el postre y allí a las 8 ya has teminado!!

    El año lo empecé en Dordrecht… La verdad es que aún no he visto una ciudad allí que me disguste Y a veces te dicen: ésta ciudad no es bonita… y mientras tú vas ojiplática por las calles… jajaja… sobre todo cuando hay puestos de dulces…jaja

    Un stroopwafel recién hecho y calentito, por favor!!

    Saludos!!

    • Claro que si, Sara… Uno siempre queda con ganas de más, aunque hay tanto que ver en el mundo, que es poco probable que volvamos!

      Vlissingen, Vlissingen… me suena que lo he visitado, pero no recuerdo. Quizá en alguna de las tantas veces que hemos estado en Middelburg. Por cierto, cerca hay un pequeño pueblito que se llama Veere. Se recorre en media hora, pero está bien lindo para turistear.

      Oliebollen! I hate them! Puedo comerme uno pero más no. Por eso cuando Pablo viene con su bolsa de 10 oliebollen, tiembla la casa, porque el pretende que yo coma mínimo 5.

      La verdad es que una de las cosas que me pegó más en este país, fue entender que la navidad y el año nuevo puede ser como un día normal en la vida de estos jolandios. Yo sufrí, lloré y me frustré, pero ya también me adapté. Aunque como ves, mejor nos vamos a celebrar a una hermosa ciudad estilo Copenhague!

      Saludos!

  2. Hola Ley!! Copenhague es precioso, una ciudad para caminar e ir en bici, también es imprescindible conocer Cristiania aunque de fotos nada ya que lo que venden no es muy legal, como comentario metiche que no aporta mucho te sugeriría que publicaras tus fotos sin esa edición de “nevando” creo que muchas tienen una gran calidad y esos copos de nieve las demeritan mucho, simple opinión que puedes descartarla

    • Hola Luis,

      Tiempo sin verte por acá! Y gracias por el comentario de la nieve, ya prontito termina el invierno y paleo toda esa nieve que cae en el blog. Un comentario bien recibido y nada descartable!

      Y siiiii… las bicis hacen Copenhague aún más exquisita. No es como en Ámsterdam que todo es un caos, no. En Copenhaguen casi son bicipistas! Super chulo!
      A qué te refieres a Cristiania? Me perdí de algo con adrenalina? Mira que queremos volver y no podemos perdernos nada!

      Saludos y que bueno que estás de vuelta!

      • Hay una zona, bueno habia hasta el 2008 que fui es como un barrio de puros edificios, como si hubieran hecho su castillo los que ahi habitan en que son supuestamente libres ya que ahi el gobierno no controla, viven al estilo hippie y puede entrar cualquier persona, hay muchos bares y lugares alternativos y la gente para tener de que vivir tienen muchas macetas con plantas de esas que tienen hojas largas y su nombre va como por cannabis, que bueno en holanda eso es legal, es un lugar simpatico de conocer no es bonito pero es algo que se puede contar, eso si prohiben que tomes una sola foto, te decia que en el 2008 aun existia porque hubo una redada policial meses despues para meter en orden a los habitantes de ahi, no se si ya este “liberado” o como vivan.

  3. Thank you so much for the mention – I’m afraid I don’t understand Spanish but I’m admiring all your beautiful pictures
    All the best from Copenhagen,
    Laura

    • Hello Laura,

      Thank you for the tips in your blog. We planned our trip to Denmark in a very short time so your blog was one of the few I found in the internet with good tips to do and enjoy in Copenhagen. Special for the good food. Wow! Now I understand why you write that much about restaurants. Food there is delicious!
      Don’t worry if you don’t understand Spanish. What I wrote is just de things we did and visited in Copenhagen, and of course, I fully recommend your blog to anyone who wants to visit the beautiful Copenhagen!

      Saludos!

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Verplichte velden zijn gemarkeerd met *