Pompones para regalar en Navidad

Lo sé… estoy pasada de #ChristmasMood en el Instagram, pero, hay que ver el lado positivo, sólo faltan 15 días para que se acabe este Mood. Aunque aquí entre nos, si no es por “All I want for christmas” de Mariah Carey, “It´s beginning to look a lot like christmas” de Michael Bublé, “Santa tell me” de Ariana Pequeña Grande y el muy gay de “Last Christmas” en el Spotify, aquí como que la navidad pasa de largo. No sé. Falta como más Mood.

No era mi intención desempaquetar el árbolito y sus adorno este año, por lo que estarémos fuera de casa en las fiestas, pero a Pablo le pareció una falta de todo invitar a sus papás a cenar en la Navidad y no tener el ambiente en casa. Así que lo mandé a la azotea a bajar todo y nos pusimos a colgar las bolas y demás menesteres.

En esta casa somos de plástico, o sea, no arrancamos árboles de ningún bosque sino que usamos uno que compró Pablo en la primera Navidad que pasé yo aquí. Él tenía en ese entonces un árbolito de mesa, pero como él es jalabola romántico, compró y adornó todo para que yo me sintiése como en casa. Y mira que hasta el clima jugó a su favor. La primera mañana que desperté aquí, subió él muy emocionado a la habitación y me hizo bajar tapandome los ojos para sorprenderme con una vista muy blanca del jardín. La primera nevada de ese año.

Tres meses más tarde, con cara de cero amigos: “No bajes, está nevando.”

Invitados especiales a la cena de Navidad

Aquí en Holanda celebran dos días de Navidad. El primero, el 25/12 y el segundo, el 26/12 -¿si hubiera otro día sería el tercero?-. En holandés se llaman literalmente “eerste kerstdag” y “tweede kerstdag”. Quiere decir que el pueblo quedará aún más desolado que lo normal. Nada, que me toca hacer las compras el 24, así que si algo sale mal, comerémos papas fritas.

Es que hemos invitado a los suegros a comer el 25. Tu sabes, para ganar puntos. Y me dio por tirarmela de Master Chef.

Estoy preparando el menú: entrada, fuerte y postre. Rezando a los santos para que al suegro le apetezca todo y no me pida ketchup para echarle a la carnè-ala-francè que prepararè. La vez pasada que lo invité casi me da un patatús cuando me dijo que le faltaba jugo a la carne que iba expresamente sin jugos.

No sé aún que será el plato fuerte -¿ideas?- pero el postre, un “vólcan de chocolate”, me lo copié de una revista del supermercado Lidl y ahí voy, practicando para ver si al menos se parece un poco al del video. Llevo dos intentos, y ese vólcan aún no erupciona. Habrá que seguir practicando.

Esperando el regalo de Santa

Le he enviado un e-mail a Santa porque así lo ha pedido. Además de recalcarle que he sido una persona muy buena este año, le he específicado con links y todo los 3 posibles regalos que me harían muy feliz. Que se las arreglé y me sorprenda. Pero Santa ha llamado de vuelta y me ha pedido que sea más clara y que le envie otro mail diciendole cuál de las tres opciones es mi favorita. Say what?

Definitivamente… ¡con Pablo Santa no se puede! ¿Uds tienen Santas como el mío también?

Pompones para adornar

En estos días vi un DIY de pompones para adornar la casa. Me encantó, pero es demasiado marica para poner en un hogar donde conviven dos personas adultas. Un poco de respeto al sexo masculino, ¡por favor! Pero como todavía tengo tres bolsas de estambre escolar que me mandó mi querida tía hace algunos años pensando que con eso me podía hacer una bufanda para el invierno -si, mi tía no reconoce el estambre escolar de la lana-, y como faltaban los típicos regalos ficticios a pie de árbol, me dispuse a envolver algunas cajas vacías y se me ocurrió que podría ponerle un toque pomponero en vez del típico lazo. Al fin y al cabo, ¿no es la navidad clásica un momento marica en el año?

Una amiga me preguntó por el procedimiento para hacer tal cuchituras, y yo, en vez de mandarla a revisar Google, y porque es Navidad y es una época para compartir, aquí le dejo los pasos de cómo hacerlos, registrado en fotos y con la poca luz que aún quedaba.

Necesitan:
1. Tenedor
2. Destapador
3. Estambre
4. Tijeras

para hacer pompones

Procedimiento:
1. Enrollar el estambre en el tenedor, si quieres pompones chicos
o en el destapador si quieres pompones grandes.
2. Luego de que veas que va a quedar pomposo, cortar.
3. Insertar un trozo de estambre entre los huecos del medio del tenedor -o destapador-
y amarrar.
4. Sacar el estambre enrollado y amarrado y cortar de un lado y del otro.

DIY-pompones-paso2 Pompones - enrollar en un tenedor Pompones - amarrar fuertemente Pompones - amarrar y cortar Pompones grandes, medianos y pequeños

Un amigo me preguntó que para qué era el destapador… ahí está… ¡no sólo para destapar bebidas alcohólicas es!

Espero les sirva este invento, y si no estoy de vuelta, es porque seguro sigo luchando con el horno para que mis volcanes de chocolate queden perfectos.

(Visto 45 veces, 1 visitas hoy)

2 thoughts on “Pompones para regalar en Navidad

  1. Ley me encantan los pompones, la última vez que los hice fue para decorar las maletas (mentira para hacerlas llamativas y que no se nos perdieran en el periplo)…
    Con lo de la cena a tus suegros, pues seguro te queda genial, de principal allí no comen mariscos, aquí es casi que obligatorio colocar langostinos en el medio de la mesa en Navidades, aunque como he leído en tus entradas que comen mucha mucha papa, puedes hacer papas gratinadas y algo de carne jugosa, bien jugosa para que el suegro no se queje después…
    Me hizo gracia lo de Pablo, pobrecito el hombre que lo que quiso fue hacerte sentir en casa con el arbolito, nosotros por ahora pasamos de tener uno de dos metros a uno de mesa chiquiticoooooo, pero bueno, amoroso
    Y eso de los Santas, pues, por estos lados igual, con decirte que tuve que acompañarlo para que me comprara el regalo, en fin…
    Un besazo muy grande, ya falta poquitico para Navidad, que emoción!!!!!

    • Aaaahhhh… también tienes uno de esos Santas que quiere hacerte feliz a costa de tu propio trabajo!!!! jajaja
      A ver cómo nos va con los suegros en la cena… voy a poner todo lindo para que se sientan en una cena especial. Aún no tengo el plato principal, pero esa idea de agregarle papa me parece buenísima. Creo que haré un puré para acompañar alguna carne jugosa… sí, creo que es buena idea!
      Feliz Navidad!!! Espero no la tengan tan melancólica. Las primeras navidades lejos de la familia siempre son duras.
      Besos!

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Verplichte velden zijn gemarkeerd met *