Holanda y el mundial

Mi cultural de futbol es muy general. Digamos que no sé ni cuántos jugadores hay en el campo, no sé cuando es una falta de tarjeta amarilla o roja y no sé ni siquiera si Togo jugó este año. ¡Togo! Si, porque recuerdo que un fin de semestre en la Facultad, mientras pasábamos horas sin dormir tratando de terminar la entrega final de diseño, otros dejaban de dormir pero viendo el mundial de ese año. 2006 dice Google, y el único donde participó Togo. Cultura general.

La cuestión es que este es el primer mundial de futbol que paso en Holanda, y con holandeses. Imagino que así serán todos los países donde el futbol es el deporte nacional, -cosa que no sucede en Venezuela, donde los estadios de beisbol son más importantes que los de futbol- se llenan la boca hablando de lo bueno que son hasta que pierden. Y a mi, me molestan los bocones.

Cada partido de La Naranja Mecánica en este mundial, me ha tocado verlo en compañía no sólo de Pablo, sino de todos sus amigos, papás de los amigos y hasta los suegros se han unido últimamente al club. Y digo “tocado” porque automáticamente, sin derecho a replica y aprovechándose de mi poco conocimiento en el tema, me han bautizado fan de la Naranja.

Nadie me preguntó pero considerando que ahora resido en este país, debo asumir que es mi deber hacerle porras a estos jolandios. Además, se dice de ellos muchas cosas positivas, y se auto denominan los mejores en este deporte.

Pero mi falta de conocimiento llegó el domingo a su tope. A ese máximo de vergüenza que cualquier persona habitante de esta tierra puede pasar. Este domingo, mientras nos tomábamos unas cervezas en el Van Rijn Kitchen & Bar de Ámsterdam mientras hacíamos tiempo para irnos al Sensation de este año, y mientras veíamos en pantalla grande el partido de Argentina y Bélgica, lancé una afirmación como ferviente conocedora de la Naranja Mecánica y con batuqueo y todo dije:

¡Claro que si! ¡Holanda ha sido 3 (léase TRES) veces campeón de la Copa Mundial de Futbol!

Si esa conversación hubiera sucedido en terreno imparcial y no en Holanda donde todos hablan como triple ganadores de copas mundiales, seguro que yo me hubiera limitado a decir lo mismo de siempre: ¡Yo no sé de futbol, yo lo que sé es de culos!

Holanda ganó ese día más tarde y el Arena explotó de alegría, pero yo, yo mejor espero a que al menos ganen una copa para declararme fan de estos anaranjados.

(Visto 6 veces, 1 visitas hoy)
Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

2 thoughts on “Holanda y el mundial

  1. Al menos le levantaste el autoestima a los presentes jejeje.
    Y ahora mañana: Hup Holland Hup! (Menos la
    Reina Máxima que no se que ira a hacer…)

    • Ya va, ya va… Todos contra Maxima y resulta que al menos los argentinos han levantado la copa un par de veces (información de google)… Estos jolandios NI UNA!
      Maxima duerme como un angelito mientras el Willem se come las uñas.

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Verplichte velden zijn gemarkeerd met *