Mercados navideños alemanes

¿Cuándo es que empieza el invierno? ¿o es que ya se fue?

Mientras por allá en la América norteña se congelan a vayaustedasabercuántosgradosbajocero y se internan en casa gracias a los nosécuántoscentímetros de nieve que ha caído, aquí gozamos de una temprana primavera y algunas tormentas de esas donde caminando llegas más rápido que en la bici.

Porque si hay algo difícil es manejar bici en contra del viento. Uno se ve hasta ridículo porque vas como en slow motion, cuando en realidad estás haciendo tu mayor esfuerzo para lograr cruzar la calle antes de que el semáforo cambie a rojo.

Así que las tormentas, las lluvias y las temperaturas de más de 10 grados nos han hecho olvidar por completo el invierno de película. Que no, ¡coño! ¡Que no tendremos nieve ni temperaturas bajas! Que la linda blanca navidad la sintonizan sólo por la tele porque aquí nunca llegó.

Desde hace tiempo Pablo había prometido llevarme a conocer los famosos mercados navideños de Alemania. Con ese entusiasmo que le caracteriza me narraba lo lindo que es, bellísimo, algo de ensueño, y que con nieve era maravilloso. Así que, como la promesa ya empezaba a empolvarse, le dije que nos fuéramos de una buena vez este año para vivir todo lo que él me decía -sin contar la nieve, por supuesto-.

Junto a su amigo y esposa, escogimos Dusseldorf para visitar y pasar el fin de semana. Porque además de quedar muy cerca de donde vivimos, Dusseldorf tiene el más lindo y grande mercado navideño alemán.

Sábado a medio día partimos, llegamos cerca de las 3 pm, nos registramos en el hotel e inmediatamente partimos a la ciudad, aprovechando que ya comenzaba a oscurecerse y que pronto las luces de la ciudad harían su espectáculo.

Oye, que esos alemanes deben facturar grueso en enero luego de las fiestas decembrinas, porque todo, todo, absolutamente todo brilla en lucecitas navideñas.

Por supuesto, no fuimos los únicos holandeses con la idea de un fin de semana en Dusseldorf. Las calles estaban repletas de gente y escuchar a alguien mentando madres en idioma holandés, no era extraño.

Yo llevé mi cámara porque no me quería perder de tan lindas imágenes, pero disparar en medio de esa multitud era imposible.

Kerstmarkts in Dusseldorf
Kerstmarkts in Dusseldorf
Kerstmarkts in Dusseldorf
La ciudad de Dusseldorf no tiene un sólo mercado navideño sino que son mini mercados regados por todo el centro de la ciudad. Así que pasas de uno a otro mientras vas caminando por la ciudad. Ingeniosa idea de estos Düsseldorfenses, pero eso no alivia para nada la concentración de gente.

Entrar en un mercado es como entrar al Metro de Caracas. Existe una masa de gente en donde te integras y junto a la masa vas girando por cada puesto de venta, vas admirando todo siempre desde la masa, y cuando llegas de nuevo al punto donde entraste, la masa te expulsa y es hora de visitar la siguiente masa, digo, el siguiente mercado. ¡Que lindo!

Kerstmarkts in Dusseldorf
Así que luego de algunas rondas herméticas por cada uno de los mercados, nos fuimos a hacer lo que mejor hacen los alemanes: ¡beber cerveza!

No recuerdo a qué hora terminamos la noche, pero un dolor de cabeza al día siguiente me decía que lo habíamos pasado bomba y que la próxima vez que volvamos a algún mercado navideño alemán, nos sentaremos a apreciarlos desde afuera mientras nos alemanizamos con cervezas.

Y por ahí, ¿has visitado algún mercado navideño en Alemania? ¿O con el metro de Caracas ya te basta?

(Visto 33 veces, 1 visitas hoy)

4 thoughts on “Mercados navideños alemanes

  1. los “weihnachtsmarkt” alemanes es algo que recuerdo con mucho cariño, son hermosos con o sin nieve (odio la nieve) y sus tipicos juegos, dulces, vino caliente y demás.

    • Hola Xime,

      Tienes mucha razón. Son relindos, pero personalmente me desespera el bululú de gente. Casi no se puede ver nada. No sé si habrá en algunas otras ciudades otros menos concurridos e igual de lindos que el de Dusseldorf.
      Lo único que alcanzamos a comer en uno de los mercaditos, fue un pan con salchicha (o debería decirse, una salchicha con pan?) porque el hambre ya atacaba…
      Espero que la próxima vez que visitemos un mercado navideño vaya mejor (o menos gente). De verdad es super lindo!

      Saludos!

  2. Hola!!! Que te parec ce…encontre los comentarios ja ja ja. No se que me paso perdida como pulga en perro plastico Que lugar espectaculo de mercado. Mi esposo estuvo el alemania el año pasado y trajo unas fots de la rueda. ummm espero un dia me toque ir a visitar. Y si mi amor…!menos mal que no hay la amada ….nieve!
    Una abrazote
    iela

    • Felicidades Iela… Llegaste hasta los comentarios!
      Estuvo tu esposo en Dusseldorf? Nosotros habíamos ido el año pasado pero un poco antes de las navidades. Esta vez fuimos expresamente para visitar los mercados navideños y la ciudad se pone hermosa. Lastima que haya tanta gente en la ciudad que hasta para comer en un restaurant es necesario reservar antes, o aplicar la de nosotros, hacer cola a la puerta del restaurant lanzando miradas amenazadoras a los comensales para que despejen a la brevedad posible una mesa y podamos nosotros sentarnos! jejeje
      La nieve está en camino… Mañana creo que amanecerá blanco. Creo que sacaré mi arból de navidad de nuevo para darle ambiente a mi hogar !

      Abrazos de vuelta!!!

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Verplichte velden zijn gemarkeerd met *